Buscar
01:38h. lunes, 06 de diciembre de 2021

¡FUERA RÉMORAS!

El desafió que está haciendo el Presidente Sánchez ante la corte política es de primer grado. De Podemos no quiere absolutamente nada. Están totalmente "ensimismados" en el ataque total que tienen contra Cs, que posiblemente Rivera este en sus horas más confusas dentro de su organización con la desbandada de altos cargos que tiene.

El Presidente Sánchez quiere ir a su investidura sin apoyos y más si son lastrados, de este forma Iglesias alias "el chepa" ya va parloteando por los foros políticos de que dirá "NO" a la investidura de Sánchez, y debería de dejar de soltar los cuentos de que quiere 5 Ministerios y que será parte muy eficiente en el Gobierno de España. Todo esto nos parecen "paroles" de este guerrero por situarse en el candelero político de esta Nación, pero el Partido morado está en franca decadencia y con el espíritu perdido del 15M.

De cualquier manera el Partido de Rivera debería de apoyar y dar la estabilidad política que España necesita apoyando a Sánchez en su investidura, lo contrario los obstáculos que se originen pueden traer lo que nadie en si quiere y son unas nuevas elecciones para el mes de octubre, porque es lo que decimos y está en la mente de todos, no pueden haber "paga fantas" en un hipotético pacto entre Sánchez, Podemos y el PNV vasco. Volver a tener unas nuevas elecciones todos sabemos que favorecerán al PSOE y de rebote al PP, pero eso no hará que el freno político que tiene España no siga firme.

Todo es una amalgama de poca efectividad con estos lapsus políticos que tenemos, hasta el Congreso entra en una paralización por no tener una fecha de investidura para Sánchez. Pero el poder malévolo de Iglesias podría arrastrar y hundir a Pedro Sánchez, ya que el pactometro del Presidente no cuenta con el Grupo Podemos en el futuro Gobierno de España.

El momento es algo delicado, todos quieren estar en la "rifa" pero nadie apuesta con el que debe de Gobernar y tratan de desviar las atenciones políticas entre independentistas, separatistas, Bildu y gente que en privado no aceptan las Constitución Española, a esas comadrejas, ratas de barco son a los que hay que seguir y tenerles en total vigilancia si queremos seguir siendo un País con un buen futuro democrático.

Salvador Barnes