Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 00:57h.

"No llores como una mujer, lo que no defendiste como un hombre!, (a Boabdil)

Habrá que entender de que hay cierto paralelismo entre el Rey chico de Granada y Rajoy. Viene todo estas comparaciones y mas que va a tener que soportar de los miles y miles de votantes que se han sentido estafados, vilipendiados, burlados ante la siempre soberbia de Rajoy, que nunca aflojo para no dar a entender nada de lo que pensaba,  pero en esta situación agónica que a puesto al Partido y el final de la carrera política que se ha trazado el mismo dándole ¡¡PUERTA!! una moción de censura, tendría que haber tenido algo mas de respeto a la situación que se estaba cociendo en el Hemiciclo, y que la dedico a estar de asueto en un restaurante cerca del Parlamento y no dignarse en toda la tarde en acercase a su trabajo, que para eso se le paga para no hacer "novillos".

Pero opto como hace siempre por ver las cosas desde el plasma particular que siempre ha hecho de la política que ha querido lanzar quienes hayan querido oír y entender. De sus propio labios no han salido ninguna arenga política para quien quiera poder quedarse con una frase o simplemente retener en el pensamiento algo de lo que dice políticamente el Líder.

En este caso de Líder de masas nada, si el Partido en sus años y posterior mente no hubiera estado conjuntado, la hecatombe hubiera venido antes. Rajoy ha sido un aprobado Presidente, un negado para las relaciones publicas con una prepotencia solo de aquellos que ven a los demás como "caca de perro". Esta es una de las verdades que se le pueden achacar a Rajoy, nadie ha tenido una conversación amable con el, si educada, pero no en el plan que va un ciudadano buscando la opinión de alguien en el que el ha creído.

Ahora pelillos a la mar, ya nadie debe de aceptar lo que diga el registrador, no  nos importa, lo que tiene que hacer es dignamente desaparecer del mundo político, lo que tenia que dar lo dio cuando quiso o le intereso, y ahora que mucha gente hubiera preferido verlo en plena refriega política como mínimo para defender un presidencia y no dejarlo a la deriva delante de un café con un equipo perdedor como el, ha demostrado ser un Tancredo.

Afinen algo mejor esta vez y no hagan el relevo por alguien de su entorno de Gobierno "chufla", que han demostrado ser unos "changas", aparte del Presidente de Galicia, los demás no sirven ya para la política, "lo que fue, ya fue".

Salvador Barnes