');
Buscar
miércoles, 24 de abril de 2024 13:16h.

¡Las negociaciones entre elPP y VOX, parecerán ridículas cuando empiecen las que vienen!

Si alguien piensa que se pone o se quita Presidente por las sapiencias o capricho de los españoles, está en otra dimensión. El Gobierno de España (con el permiso siempre ejecutante de Sánchez), estará en función de un 8% de los recientes elegidos en el Congreso de los Diputados. Para ser más sensatos y entender mejor el momento, será en función de lo que quieran que Gobierno sea, y sin duda de equivocación será la opinión que prevalezca la de ERC (republicanos) JUNTS( del prófugo Puigdemont). BILDU (proetarras), PNV (no se sabe ya lo que son) y BNG ( nacionalistas gallegos con ansias de independentistas).

Pues de estos Sénecas de la política dependen casi los 25 millones de votantes  que ejercieron su voto en toda España, que se eligen para el Congreso, pero de los 350 Diputados que salieron de las urnas el 23J; sin embargo, estos grupos de izquierdas con el PSOE tiene solo 26 Diputados.

Pero vemos que para más "inri", y para que el patio político español tenga menos hojarasca seca, y sin forma de solución inmediata que tiene el futuro político actual de España, todo esto pasa por las manos de los nacionalistas e independientes de Cataluña, País Vasco, y asomando la cresta Canarias y Galicia. Un exquisito mapa de progreso que plasman todos estos que firman esta melé, que están totalmente traspuestos por tener poder y gobernar, y solo hay una forma que es la que puede alterar esta dinámica.
La gente no para de hacer la pregunta del millón, ¿No es Feijóo el más votado, que está pasando en el PP, que solo vemos que ponen "parches calientes"?.

Las opiniones que se tiene fuera y dentro del Partido, es que Feijóo, el líder indiscutible ahora del Partido, parece que ha caído ahora en la inanidad, y se ha convertido en algo que no tiene capacidad de maniobra. Al líder del PP se le ve como una "estatua de sal" a lo que está creciendo en la política Nacional y a una forma solo de aquel que solo le resta el verlas venir. 

Sánchez tiene toda la libertad legítima para negociar con todo ese "ramillete" de nuevos Frankenstein, y seguir siendo el Presidente de España. Otra cosa será el precio que se tendrá que pagar.