Buscar
06:32h. lunes, 14 de junio de 2021

Las dos opiniones de los indultos

Parece que alguien trata de incidir en la lógica y discutida razón de partir en dos partes "salomónicas" el indulto que se está pidiendo al Gobierno de Sánchez. Si estás en la mitad de los que tienen la opinión a favor de los indultos que se quiere perpetrar en los presos golpistas catalanes, entonces eres y pasas a ser un "Sanchista", progre, modernista, socialista de la nueva horma del PSOE, amante de que Cataluña vaya a su libre albedrío y puedan convocar su Referéndum para que se logre a la sazón su independencia, todo esto si se acepta el Indulto. Pero si piensas lo contrario de no quererlo en tu opinión caes en los epítetos severos y deleznables, ya que te catalogan de fascista, liberal con mucho dinero, empresario capitalista y opresor del trabajador, facha, franquista, del PP y de Vox.

De cualquier modo y de la opinión que se tenga, el centro de lo que pasa en España según todos los medios que atacan y ventilan algo que está manido, mustio, sin brillo, repetitivo, que huele a orines, a odio, a revancha, a las dos Españas, a decir que "lo volveremos a hacer", chulería, venganza, todo por unos elementos facinerosos que hasta ahora que se sepa no han aportado nada a su "país" ni han tenido la grandeza del arrepentimiento.

No han sabido gobernar en su Generalitat estos hatajos de vagos y golfos que han estado orquestados por visionarios orates como el esperpento de Puigdemond, escoria de la burguesía catalana y vividor ramplón de las Ramblas barcelonesas.

Bien pues a todo esto quieren que, ya que son enemigos de la convivencia y de la democracia española y de nuestra Constitución, no les agrada ni están en nada de acuerdo que vivamos en un Estado de Derecho, exigen que les dejen en libertad a sus líderes, porque según sus criterios en España si hay actualmente un Gobierno es gracias a ellos, porque colaboraron en los votos que dieron a que Sánchez se pudiera investir de Presidente.

Con tantas cosas que hay pendientes de resolver, pierden y el Gobierno y la prensa el tiempo en delincuentes procesados que de nada sirven ni a España ni a Cataluña (comprobado), ya que son un poderoso freno para la inversión en Cataluña, promueven el paro, la huida de empresas de Cataluña y tienen a la población económicamente desquiciada. Eso es lo que hay que anotar en la agenda de inútiles y enemigos de España.

Pero Sánchez debería de ahondar y resolver temas acuciantes para la población, como el paro galopante que tenemos, la economía decadente, la salud, la enseñanza, el turismo y planificar de una vez por todas de que deje de sablear a España el "moro", que eso sí que es un problema y gordo y difícil de resolver, ya que hasta la Unión Europea ha entrado en este asunto escabroso para que cese esas avalanchas de inmigrantes marroquíes que vienen a España.