Buscar
20:24h. viernes, 17 de septiembre de 2021

Las primarias andaluzas, pueden tener premio para quien las perdió

Esa olla de pencas que tiene al fuego Sánchez, el "chef" del cotarro que tiene montado en Andalucía al frente del PSOE (el nuevo), y como abanderado distinguido el Alcalde de Sevilla que es incondicional de su "tribu", y más ahora que lo tiene en una urna por haber ganado las primarias a su "amiga-enemiga" Susana Díaz. De esta forma ya está pensando montar el tinglado después de ver que el Alcalde Espada triunfó, ya se está haciendo el ánimo de que gobernaran los socialistas de nuevo a los andaluces retomando en las próximas elecciones la "Junta de Andalucía".

Pero algo huele en la olla, ya que muy pronto se ha conformado Susana el resultado y calladita ha recogido velas. A todo esto en la campaña política que ha hecho en estas primarias no despotrico ni una sola vez de su enemigo-amigo Sánchez, ni un triste repingo, ni un taco en contra del desgobierno de la Moncloa, ni a Sánchez ni a sus deslumbrantes Ministras andaluzas, y eso que el vulgo, el populacho que conoce bien a "susanita" si se hace cruces y no las de mayo, sabiendo que esta política trepa de Susana, por situarse y acoplarse, se engancha a la teta del Partido o de algún puesto que el chef Sánchez le regale, es capaz como agradecimiento a volverse a afiliar al PSOE con lo sobao que tiene el Partido Sánchez.

El rechazo al indulto que se tiene en Andalucía contra los golpistas catalanes es muy fuerte. Pero Susana no quiso decir a Sánchez ni entrar en la misma discusión en lo que todos estiman que es un traidor, aunque ella se lo dieras a entender, pero se arrugó y trato de confundirse con el pueblo y eso no le gustó al vencedor Espada que le ganó a Susana por goleada.

Por eso ahora Sánchez tendrá que pagarle el favor de que no le levantara polvo, de haber estado calladita, aunque muchos andaluces esperaban que Susana no lo hiciera, que hubiera dicho lo que su pueblo pensaba y decía que no quería indultos para esos delincuentes golpistas. Pero para las lenguas de doble filo ya apuestan a que el "magnánimo" Sánchez en la próxima remodelación de Gobierno, por su ayuda le regale una cartera de Ministra a la "Doña andaluza". Todos se frotan las manos esperando que el año 2023 les dé en Gobierno la Junta de Andalucía y a empezar de nuevo, inventar y planificar otro ERE, pero con más coca, más putas y mejor mariscadas a cambio de un paro espectacular como el que siempre han dejado en Andalucía.

Igual Sánchez ve bien (ya que pacta y lo da todo) que el "Ándalus" sea musulmán. De este pavo se puede esperar todo.