Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 00:57h.

¡¡ QUE VIENE EL LOBO!!

Estos que han estado y están, entrando y saliendo de los despachos tratando de llegar a acuerdos bufa y que nunca por lo que se ha visto serán aceptados, hacen bueno el cuento de Calleja de ¡¡ que viene el lobo!!. Ese es el miedo que alberga la oposición a Sánchez, el PP, C,s y UP, porque creen que esta vez la izquierda tiene muchos proyectos y ganas de aniquilarles, o sea que les borrara del ambiente de poder político y social del momento, ya que en las próxima elecciones del 10N este será su Norte. 

Sánchez aducirá su do de pecho entrando en una barrida de escaños que ara en la derecha y será de puro bochorno, estas son las encuestas hechas por diferentes agencias y están casi todas en la misma tendencia sobre la intención de voto hacia el PSOE. También lo que se está viendo es a Iglesias con su mosqueo y más indignado que nunca, a Casado con más moral que el Alcoyano y con mucha esperanza de gustar a la afición, a Rivera se le nota totalmente desconcertado, esta fuera de juego, y sabe de que acudirá a las elecciones de noviembre con todas las encuestas en contra y sospesando la abstención.

Cada día los Popes de los Partidos que se presentarán a las nuevas elecciones están ensayando sus nuevas "piruetas" circenses. Casado no para de animar a su parroquia a que sea efectiva no dejen de pensar que se puede hacer una buena coalición de derechas.

Para Ciudadanos y su espeso Rovira, van en el vagón de cola y parece que no quiere enterarse de la que hay montada, están todavía con el matraqueo y en la vieja idea de decir que el problema de lo que está pasando hoy en la nula gobernabilidad, la tiene Pedro Sánchez,  (Villegas eres un vidente). Y para los vascos no aceptan  que nadie les de lecciones, esperaran a dar su voto o su abstención cuando sea el momento.

Pero aún nos queda un pequeño recorrido hasta el 23 de septiembre. Aquí solo vamos de manos tendidas a diario por Iglesias, y Sánchez se queda como el que ve llover. No hay reconciliación posible después de que el PSOE rompiera este martes pasado con Podemos todo tipo de contratos y conversaciones y futuros pactos. Solo puede salvar este escollo el que Iglesias y Sánchez negociaran directamente, un "tet a tet", cosa que casi será improbable después de lo que estamos viendo. Pero no se entiende de que Sánchez apele al PP y a Ciudadanos para que le faciliten la investidura ¿a cambio de qué?.

Una melé no comprendida que vaya usted a saber si al fin salen con una "Chistera de Mago".

Salvador Barnes