');
Buscar
sábado, 13 de abril de 2024 01:56h.

El racismo feroz del prófugo Puigdemont

Cómo ha cogido el testigo de la xenofobia y el racismo más degradante de la escuela del "Ku Klux Klan", este miserable delincuente de Puigdemont de las manos de otro gran excremento que dejó a Cataluña hundida y agrietada económicamente, el "enano" honorable Pujol, que fue y sigue siendo el faro de la supremacía del independentismo catalán al cual amamanto a sus pechos.

Este traidor a la "barretina" ha sido el gran capítulo contra el ciudadano español, cuando decía "Habéis venido a comeros el pan de los catalanes", y hacía hincapié esta honorable rata, que el andaluz es un hombre destruido, y que destruirá Cataluña, cuando ha sido Él, el más ladrón que ha expoliado a toda la ciudadanía catalana.

Esta verborrea que tiene la suelta por la boca, esa bestia parda que ha sido un maestro dando enseñanza a esos elementos que cualquier español conoce como Puigdemont, Quim Torra, Ferrusola, Junqueras, Rufián y todos aquellos que se han abanderado con el prófugo indeseable de Puigdemont, que ejerce con la plenitud de ser un racista demostrado, con esa tirria que le tiene al charnego, murcianos, canarios, andaluces, enemigo de todos los españoles que no hablen su idioma, ya que este delincuente es autónomo de sangre "blaugrana" y solo oye música de sardanas.

Este fulano es un loco embriagado de odio contra todo lo español, y sin darse cuenta asiste y ayuda a la destrucción de Cataluña.

Es tan miserable y canalla este deleznable "huido", que ha pedido las competencias en inmigración, solo para ser más permisivo y blando con los islamistas, y extremadamente duro con los latinoamericanos, porque dice este tipo que los "sudacas" no quieren aprender el catalán.

A este bandido de Puigdemont, le ha salido un Partido competidor que sin lugar a dudas le pondrá tarde temprano las pilas. Se llama "Alianza Catalana". Estas "criaturas" tienen un punto más alto del que tiene Puigdemont, ya que estos han abrazado con ímpetu el "racismo y el pronazismo" (esto le faltaba a Cataluña). Este Partido,"Alianza Catalana", nació en Ripoll y viene rebotado de los atentados del 2017, aprovechando la indignación de los ciudadanos.

Así que estos nuevos "angelitos" son los que le han hecho ver las orejas al lobo a Puigdemont, y este ya está temiendo que Alianza Catalana le coma el terreno. Estos nuevos fascistas tienen la particularidad de que se están moviendo libremente por su terreno, y no como el prófugo que huele desde lejos a "Cárcel".

La verdad es que la locura en Cataluña está servida, una Autonomía que tiene el 85% de población nacida fuera de Cataluña, y estos miserables minoritarios que quedan, están empeñados en pasar la cuchilla del racismo más feroz contra sus propios ciudadanos.