Buscar
domingo, 26 de mayo de 2024 15:18h.

En estos últimos días, todo se puede volver como un "bumerán"

Siempre hay invitados que llegan tarde al evento, y en este caso tenemos a un barón del PSOE que se ha desmarcado de ese mal sonante epíteto que se le da a Sánchez como el "sanchismo", este que se resiste es el Presidente de los manchegos García Page, el que fuera alumno adelantado y con orla de Pepe Bono. Este socialista es el único que se puede decir que ha parado el "Tsunami" de la derecha con todos sus embates electorales y con toda la propaganda que han hecho cara a la galería del voto.

Así que por el despacho de García Page que tiene en el Palacio de Fuensalida, se ve un continuo desfile de altos cargos socialistas que vienen a recoger un consejo sobre lo que hay que hacer si se pierden las Elecciones, vemos que la comitiva ni se hace corta ni irrelevante.

La posición que tiene el Presidente manchego es de ser muy alta su opinión sobre aquello que los maldicientes han bautizado como "sanchismo". Page es conocedor de conforme se encuentra el desierto que ha dejado para el PSOE los resultados del 28J, y que a esto se le ha sumado una apatía que empieza a preocupar, ya que no tiene una certidumbre de la herencia que se puede dejar para quien acceda a Ferraz, siempre claro está con el permiso del resultado del 23J, y de aquel que tiene por base conservar la presidencia del Gobierno de España.

Todo son preámbulos de cosas que se piensan hacer en plena campaña, de aquellos mítines y programas de televisión que no han dado el resultado que todos esperaban, y era una barrida plagada de éxitos para que quede en el poder Sánchez. Pero nadie actualmente y a pocos días de las Elecciones, al día después el 24J, ya están buscando los detractores a Sánchez sus propias ideas que serían, que si no consigue la mayoría suficiente para gobernar, aunque sea con socios que es lo presumible que pueda pasar para estar de nuevo en Moncloa. Si no se consigue entrar de nuevo en el poder, a partir del 24 entrará la era del "post sanchismo".

Pedro Sánchez ni por asomo parece que esté aflojando en su propio afán de seguir siendo el Presidente del Gobierno de España, vemos si sobrepasa los cien escaños que son los que le auguran las encuestas en estas Elecciones. Se apuesta a que volverá a gobernar, aunque le vuelva a dar la mano a nuevos socios (aunque hayan cambiado de nombre esos Partidos).

De esa forma asoma "Sumar" que está pisando fuerte, y sin hacer concesiones a nadie de los que Yolanda conoce. Esa puede ser la gran baza y el gran apoyo que espera la izquierda para que tenga la supervivencia y siga gobernando Sánchez.