');
Buscar
martes, 05 de marzo de 2024 00:47h.

¡¡Vuelos Patera!!

Son cosas para observar, todos saben que el poder conlleva un deterioro físico y mental de tomo y lomo, es algo sabido y que tenemos como ejemplo, ya que lo vemos es esa cara que antes tenía tan lozana y juvenil con ganas de comerse todo el mundo (año 2018), y la cara de vinagre que se le ha quedado a nuestro Presidente ahora, no se fía ni de él, sabe que en su círculo el único que piensa es él, los demás a "chupar la goma del Presidente" de los aciertos (pocos) y de los desastres (muchos) que ha ejercido en la política de su Gobierno.

Cada vez perfila mejor el arte de la hipocresía, lo que antes está cada vez más henchido de prepotencia, hoy se le nota que cada vez está más apagado, después del veredicto sobre la amnistía del Congreso, se refleja en su cara que es un poema de Allan Poe y que conservará a diario sin no consigue su meta.

Son demasiados rotos para un traje que está lleno de jirones. Hoy no acabamos de entender como dejan entrar tanto marroquíes vía aérea, esos que manda Mohamed VI a casa de su "fiel siervo" Sánchez, los manda a España como veraneantes de temporada sin pasaporte, y aquí pasan todos sin problemas.

Estos vienen, piden asilo con el beneplácito de su Rey y con la complicidad del Gobierno de España. Ahora al ser más progresistas y modernos les llamamos "Vuelos Patera". Las aeronaves "pateras" llegan sin parar, sin que el españolito se sobresalte por las noticias. Marruecos hace el caldo gordo y acepta tener la vista de miope, pero es que en España lo tienen como algo que cada temporada se multiplica, tipo "Rebajas". Y luego, como la mecánica ya está montada, sin ningún remordimiento social los meten en habitáculos oscuros y poco higiénicos, habitaciones de corcho o de pladur. A todo esto que nadie se le ocurra y presuntamente denunciar oficialmente lo que esta gente pasa ante el Gobierno con su jefe al mando pasado de su "insolencia".

Sabiendo que la meta de la Corona Alauita es posesionarse de Ceuta y Melilla. Aquí nos encontramos con este affaire a la luna de Valencia, no osamos ni respirar sobre el tema, no sé a qué el moro le coja la pataleta y nos mande a los "paisas" otra remesa de marroquíes para que hagan las "Españas". Estamos pasando unos días políticamente de angustia acompañada del disgusto que tenemos y lo notamos en el ambiente ciudadano español.

Estamos llegando al punto cenit, hay un acontecimiento después de otro, no cesan, ahora el transporte de mercancías que asfixia a los mercados, el tema político hace aguas por todas partes, pero solo parece que nos importa los días de asueto que tenga este País, y encima les reímos las "gracietas" a este desaprensivo Gobierno.