');
Buscar
martes, 05 de marzo de 2024 00:47h.

¡Zorra y sus bailongos! ante Europa

Desde el tiempo de la canción protestas, en donde pasó a ser bandera el "La, La, La, La" que era la canción que el catalanista Serrat el "nano" no quiso cantarla, y se enfrentó al régimen de Franco al negarse a cantar esa canción en castellano, solo quería interpretarla en catalán. Así empezaron a salir canciones dulzonas con Karina en donde siempre parecía que estábamos en el garaje de la canción "ñoña", letras blancas sin mancha, lo que decían antes los moralistas, con solo un rombo.

Pero desde entonces hemos tocado todos los palos del sentimiento ciudadano, los entendidos de la música española y del marketing en ese momento decidieron que había que poner en escena imágenes tiernas, con intérpretes que conjuntan bien con el bodrio de canción que se les daba para cantar, y que como siempre (ya lo hemos visto) han sido el éxito de ellas como un "eructo del bisonte".

Pues se empezó a poner en escena cantante con niños, invidentes, adolescentes con pinta parvulario, folclóricas, y una ingente cantidad de noveles que resultó que la Eurovisión fue el final de sus carreras musicales, solo les llego a poder hacer algún "bolo" más, aparte de una docena que han seguido en la lucha y se han labrado un nombre, los demás ha sido todo un juego de casa de muñecas.

El "chikilicuatre" fue el colmo de la puesta de un personaje en escena tan ridículo, esto era una puesta a dedo para cubrir favores, lo más cutre que las listas de RTVE pudieron presentar. Pero vemos como se ha cambiado de táctica, ya no se va al impacto de escenario, ahora solo interesa las letras de los "folletines" que les dan para cantar, como en este caso la canción que nos representará en la Eurovisión se llama "ZORRA", nombre este que siempre ha ido pegado al machismo y está para no olvidar, ya que muchos del ambiente conocen a la perfección esta palabra que ellos alguna vez habrán usado "Zorra" cuando a la mujer según ellos le patina la moralidad.

Cómo ha cambiado el cuento, ya que parece que hoy decirle Zorra a alguien es un lujo de la progresía oficial que es patente de corso el ser una mujer libre, que es con el léxico que se lleva ahora tan "modelno", el decir "Zorra". Al feminismo no le hace ningún favor esta postura del progresismo Nacional, ahora les ha dado a estos supercutres que esta palabra "Zorra" deba de ser el himno de Malmo en Suecia (como nos gusta inventar).

Vaya gol que se ha metido RTVE y qué visión más opaca a que este bodrio de canción represente a España, mejor sería decir que representa al Gobierno y a la cadena que les ha designado.

El dúo, la canción y la interpretación de pena, y la coreografía de bailongos son dignos de estudiar su petarda exhibición, hay que estar muy "allá" para poder copiar uno de sus birriosos pases.