Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 00:09h.
diputado
SANTIAGO DEL TEIDE
Foto de la visita del Diputado del Común_Fotor

Santiago del Teide recibe la visita del Diputado del Común

El Diputado del Común, Rafael Yanes Mesa y la adjunta de Igualdad entre Hombres y Mujeres y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera, realizaron este jueves 10 de febrero una visita oficial al ayuntamiento, donde fueron recibidos por el Alcalde, Emilio Navarro y por la asesora de Alcaldía, Alejandra Lecuona.

Política
Alberto Rodríguez Podemos _0(1)

Sí se puede expresa su solidaridad con el diputado Alberto Rodríguez

Sí se puede expresa su solidaridad con el diputado Alberto Rodríguez cuando la sala de lo penal del Tribunal Supremo ha reiterado a la Mesa del Congreso que su condena a un mes y medio de cárcel –pena sustituida por el pago de una multa que ya ha sido satisfecha– se traduce también en la obligación de abandonar el Congreso y perder su condición de diputado debido a que la sentencia incluye la inhabilitación para el voto pasivo durante 45 días. El partido canario considera que esta interpretación es interesada y que tiene claros fines políticos.

ADEJE
ADEJE_DiputadoComun_Alcalde-2 copia_Fotor

Igualdad y derechos humanos, ejes de la reunión del Diputado del Común con el alcalde de Adeje

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, y el Diputado del Común de Canarias, Rafael Yanes Mesa, se reunieron ayer lunes 5 de octubre, en la sede del Ayuntamiento de Adeje para poner al día diversos asuntos, entre otros, los relacionados con cuestiones que tienen que ver con la igualdad y otros que  afectan al municipio y al alto comisionado del Parlamento de Canarias para la defensa de los derechos de la ciudadanía.

Opinión

EL CÁNCAMO DEL DIPUTADO

El Diccionario básico de canarismos de la Academia Canaria de la Lengua tiene una entrada para la palabra cáncamo, a saber, obra o trabajo poco importante que le surge esporádicamente a un profesional, al margen de su actividad regular. Esto que suele estar muy arraigado en la cultura popular como normal, además de contar con significativa comprensión, lleva a que se le tolere socialmente como un mal menor, para solucionar una situación apurada de una persona o un núcleo familiar.