Buscar
09:35h. martes, 24 de mayo de 2022
Lucha Internacionalista
Opinión

Parar a la extrema derecha

Desde la provocación de VOX en Vallecas, a las recientes balas a Iglesias y la provocativa y chulesca negativa de Monasterio, el debate ha tomado aún más fuerza. La extrema derecha es una realidad y una amenaza directa no sólo por sus políticas patronales y neoliberales en la economía y por la reivindicación directa del gran nacionalismo español, católico y franquista, sino también por sus ataques racistas, homófobos y machistas. Se trata del crecimiento de Vox en las últimas elecciones catalanas y las proyecciones de las encuestas estatales. Pero también en cómo sus planteamientos influyen sobre los demás partidos, en el giro del PP de Ayuso en Madrid, o, aún peor, la prohibición –como pedía VOX- de los actos del 8 de marzo en Madrid por parte del Gobierno “más progresista”, y sin que Podemos se desmarcara ni un pelo. No minimizamos en absoluto, la amenaza que Vox y la extrema derecha suponen para los y las trabajadoras.