Buscar
22:37h. martes, 19 de octubre de 2021
mejorar
Opinión

Mejorar es posible

Hay un cuento muy popular y certero en la mentalidad latina, de un padre que siempre comentaba, que la mejor herencia que le dejó a su hija fue darle los recursos necesarios, para que estudiara y después, se presentara a las oposiciones correspondientes, con el fin de ser funcionaria, porque de esa manera, tenía el sustento asegurado hasta que se jubilara. Seguimos igual, la mayoría de los egresados de la universidad, tienen como objetivo primario, sumarse a la función pública, buscando el sosiego que da la estabilidad de un trabajo para toda la vida, que encima, carece de cualquier procedimiento de medición de su productividad.