Buscar
viernes, 07 de octubre de 2022 23:32h.
mohamed-derbah
Opinión

De orilla a orilla

En verdad es que hay que ser muy valiente para enfrentarse a tantos estómagos que en su tiempo bien que se nutrieron del trabajo que daba el Empresario libanes Mohamed Derbah. Eran días de vino y rosas, todo se vendía bien, y mas que hubiera habido en el mercado, a mas gente les hubieran "substraído" los ahorros que traían para la adquisición de esas semanas en propiedad del "times sharing", pero lo chocante de todo eso era la leyenda urbana que se cernía, como envolviendo al personaje que en su momento daba chanza, trabajo y amistad a todos aquellos que  luego fueron los fariseos que le vendieron, negándole el pan y la sal.