');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 01:16h.
Restar
Opinión

Restar

Se acaban de celebrar las elecciones autonómicas en Galicia y fuera de cualquier otra consideración, que podrían ser muchas, ha llamado considerablemente la atención, el escaso apoyo a Yolanda Diaz, vicepresidenta del Gobierno de España, líder del Movimiento Sumar, que se autodefine textualmente como “el instrumento para confluir con todas quienes compartan el horizonte de país. Se trata de escuchar, dialogar y construir juntas un proyecto ciudadano para la próxima década”. Además, poniendo también como premisas la “escucha, diálogo, ilusión, esperanza, futuro”, ya que quieren “organizar la esperanza para que el nuevo país se abra paso” porque según ellos, de lo que parece que están convencidos, es que “podemos ser un país con trabajo decente y mayor igualdad, líder en una transición ecológica justa y vanguardia feminista y del conjunto de derechos y libertades. Podemos ser un país del cual estar orgullosos”.