Buscar
lunes, 28 de noviembre de 2022 14:42h.
vivió
Opinión

EL SANTO "JOB" VIVIÓ EN EL SUR

Es que no podemos pensar otra cosa, ya que el Santo y por su conocida paciencia, tuvo que andar por estos lares y dejarnos su "hado" de saber espera ¿ hasta cuando? nadie lo sabe, de momento a esperar. Porque solo nos queda el aliento de a quien podemos votar, si nos queda aún animo, se no nos caen las "túrdigas" y todavía nos queda ese tesón y cordura más la paciencia para pensar las cosas antes de ejercerlas como en este caso del ir a votar. Vamos a ver si todavía tenemos conciencia y no entramos al juego del olvido al que tanto nos dedicamos, pues aunque lo nuestro se arregle aunque sea por un día, nos olvidamos rápido de los "cubanitos" que nos han hecho los políticos punteras de Tenerife.