');
Buscar
viernes, 12 de abril de 2024 17:11h.

El futuro de Arona

Cambiar Arona no es una frase hecha ni un simple slogan de campaña. Basta con visitar los barrios del municipio para detectar la incertidumbre y ciertas dosis de miedo. Las palabras hartazgo y desafección no son suficientes para describir lo que sienten las víctimas de un divorcio traumático.

Y es que no se puede calificar de otro modo a lo acontecido con el grupo de gobierno que logró la mayoría absoluta y que, tras su fractura amorosa, anda tirándose los trastos a la cabeza.

El pueblo de Arona, atónito, ve correr la sangre del PSOE por las grietas de sus calles, sangre en las heridas abiertas de una guerra fratricida que paga la ciudadanía con sus impuestos del primer mundo para recibir a cambio servicios tercermundistas.

En Arona, hay que volver a empezar, con acciones claras y urgentes que no admiten más demora, porque los aroneros y aroneras tienen derecho a seguir con su vida y a proyectarse en un futuro posible.

 

Lentini Fuerza Canaria -37-32(1)

En Fuerza Canaria no venimos a contarles los mismos cuentos de siempre, no queremos hablarles de izquierdas rotas o de derechas caducas, y tampoco pretendemos robarles el corazón con el discurso de un nacionalismo tramposo. Aquí y ahora, se trata simple y llanamente de entender lo que nos repiten en todos los idiomas: “esto no puede continuar así” y, por tanto, actuar en consecuencia.

Pero para lograr eso, hay que desterrar a los que representan más de lo mismo y tender puentes con las personas que buscan la regeneración de la actividad política en Arona. Alianzas para un consenso amplio y basado en servir a Arona y no en servirse de Arona.

Por ello, Fuerza Canaria estará siempre con la gente de buena fe que quiere sumarse al cambio que propugnamos desde la humildad, pero también desde la determinación. Porque lo más importante no es el color de las ideas sino trabajar duro por lo que más nos importa. Mientras los divorciados dirimen sus peleas en los juzgados, la familia de los leones y leonas de Fuerza Canaria luchan por recuperar esa otra Arona, esa Arona que estaba ahí y que ya empieza a despertar.

Porque los aires de cambio de este nuevo presente nos pertenecen y el silencio cómplice del pasado ya no es una opción.