Buscar
sábado, 18 de mayo de 2024 23:49h.

"El turismo no es el culpable"

Los Cristianos 18
Los Cristianos

"El turismo no es el culpable”. Necesitamos cambiar el modelo de políticos que gestionen para la sostenibilidad de nuestro futuro - el turismo del siglo XXI - Lo que Jorge Bethencourt dice es una gran verdad, con la que me identifico; sin embargo, hay otros aspectos y causas que no menciona.

https://youtu.be/R3lUZZn4DcQ?si=R-U9EE01oxrSzEY8

Me refiero a:

- La continua inclinación populista de los políticos para asegurar el voto que les otorga el poder.

- Promueven leyes que fomentan el uso económico de las viviendas, endureciendo y alargando los desahucios por impago de alquiler, facilitando la transición de las viviendas destinadas tradicionalmente al alquiler hacia un uso económico más rentable: el turístico y vacacional. Todo esto se logra mediante una simple declaración jurada sin medios de inspección, lo que ha generado un efecto llamada sin precedentes. Actualmente, existen más camas en apartamentos turísticos y vacacionales que en hoteles, y miles de viviendas vacías , viviendas que han costado el sacrificio de una vida de trabajo, vacías ante el temor e inseguridad de sus propietarios a alquilarlas.

- Para ello, se ha eliminado la prohibición del uso mixto en complejos, contraviniendo una ley de mayor rango, como fué el Plan Insular de Ordenación del Territorio del año 2000, lo que ha resultado un efecto llamada y apropiación del uso residencial.

- La falta de gestión e inversión en infraestructuras viales, sanitarias y educativas; seguimos utilizando las mismas infraestructuras desde hace 25 años.

- El saqueo realizado por los ayuntamientos del 10 % de la edificabilidad y del suelo urbano clasificado en los planes parciales. En muchos municipios, como en Arona, sus planes parciales han cedido de forma gratuita y urbanizado más de 150.000 m² de suelo urbano que originalmente debería ser para uso residencial, pero que se subastó a promotores para complejos turísticos o residenciales (actualmente vacacionales).

- La escasa inversión en recursos energéticos e hídricos públicos; ¿cómo es posible que se otorguen licencias de obras sin que el sector público, que es el único competente, invierta en la sustentabilidad del sistema?

- La permisividad al desarrollar y construir miles de casas y edificios en zonas rústicas sin las cesiones obligatorias para infraestructuras, solo para aumentar su popularidad política.

- La falta de exigencia de parte de los beneficios de las sociedades multinacionales para invertir un porcentaje en infraestructuras dotacionales y habitacionales donde generan sus ingresos.

- Los canarios somos los únicos responsables de la situación caótica que vivimos al elegir a estos políticos que parecen más servir al poder de Madrid y de las multinacionales que al pueblo. Tras la gran expresión e indignación popular, otros aprovechan para mantener sus organizaciones populistas. ¿Qué ocurrirá? Es necesario un momento de reflexión y toma de decisiones valientes para poder abordar el caos generalizado que enfrentamos.

Es un hecho innegable que esta situación y estas formas de gobernar no pueden continuar. Nuestro futuro debe basarse en la armonía con el medio ambiente y en la seguridad jurídica como pilares de nuestro bienestar y el de nuestros descendientes.

En las sociedades más avanzadas, no se eligen charlatanes que regalan frases bonitas a los oídos de los ciudadanos, se eligen gestores con experiencia y a sus programas; los ciudadanos exigen que el programa al que dan su apoyo sea de obligado cumplimiento. El programa es un contrato del político con los ciudadanos.

Juan F. Reverón Villalba."