Buscar
jueves, 20 de junio de 2024 23:31h.

700 personas llegan en cayucos a Canarias en tres días

Cayuco 32(1)
Cayuco 32(1)

Desde el miércoles día cinco al día siete de junio han llegado más de 700 personas en cayucos venidas del continente africano, repartidas en cuatro de las Islas Canarias sin entrar en detalles, aunque desgraciadamente doce personas han desaparecido y una falleció, pero en lo que va de año sobrepasan las diecisiete mil personas.

Mientras haya dinero en las arcas de Europa, todo irá estupendamente, pero algo digno de reflexionar son muchos de los comentarios sorprendentes que podemos leer paseando por las redes sociales y las frases más repetitivas son "Invasión silenciosa". Vuelvo a repetir el recuerdo de aquella vez que por un simple comentario que compartí, un idiota me disparó a ráfaga mogollón de insultos y exactamente fue por comentar que "llevar directamente a los hoteles a las personas que llegaban en cayucos, causaría efecto llamada".

Simplemente por compartir esta opinión, recibí los adjetivos de Xenófobo, hijo de p., cornudo, racista y muchos más, pero para más inri, era una persona de mi pueblo natal con quien jamás había cruzado una palabra y obviamente él después recibió su recompensa. La cuestión fue que el caballero que trabajaba en Correos, al ver que no me enfadaba, publicó hasta con quién se acostaba mi exmujer, hacía treinta años y mis respuestas siempre fueron con mucho amor, porque soy una mujer muy sensible con una educación brutal, donde tengo prohibido disparar palabras mal sonantes cuando discuto y respondía con un ¡Ay!, no lo sabía, pero el amor es muy bonito y además tuvieron hasta una niña preciosa, pero también le pregunto, ¿Qué tiene que ver la opinión de que llevar a las personas directamente a los hoteles causaría efecto llamada, con el amor de mi exmujer?

En este caso especial, salieron sus conocidos (no amigos) compartiendo que a este idiota lo habían despedido de Correos porque mangaba dinero, que era un vicioso borracho y muchas cosas más, pero confieso que con este suceso aprendí, que los estúpidos son más peligrosos que los falsos y los traicioneros porque aparecen por sorpresa. Pero había muchos más ignorantes que también nos insultaban simplemente por compartir lo del efecto llamada y a raíz de esa experiencia, cada vez que leo o hablamos del tema de los cayucos, opino como si yo fuera el hombre más bueno del mundo, porque el estúpido de correos tenía razón.

España es un país donde la gran mayoría en un 99'9 % nos queremos mucho, estamos muy unidos, especialmente a Puigdemont el socio del actual presidente Pedro Sánchez, además nuestros políticos están siempre luchando por la igualdad, la humildad y la honradez. Por esto y cuatro cosas más, sentí que me llegó la luz y ahora deseo que vengan a Canarias todas las personas de cualquier parte del mundo sin mirar sexos, razas ni religiones y que estén sufriendo, porque aquí en las Islas Canarias no les faltará de nada gracias a Dios.

Dios está dentro de mí y siento tanta energía positiva, que ahora es imposible tumbarme y que venga un ignorante amigo de la Paz y del amor a decir que somos racistas los que deseamos que vengan todos a esta parte del planeta llamadas Islas Canarias. ¡Por cierto! Hace mucho tiempo que no leo comentarios de los amigos, de la paz y del amor, como yo soy ahora. ¡Por favor!!! ¿Dónde están? ¿Estarán pensando cómo algunos pensábamos antiguamente? Los tendré presente en mis oraciones... Perdone las molestias y gracias por la atención prestada.