Buscar
miércoles, 29 de mayo de 2024 19:03h.

Discutir por el color del papel higiénico

Cuando en este preciso momento están cayendo bombazos en Palestina o en Israel asesinando a miles de inocentes, en Ucrania y Rusia más de lo mismo, cientos de cayucos navegando por diferentes mares del planeta cargados con personas en busca del paraíso, miles de políticos actuando de aquella manera inexplicable con el paripé de estar arreglando el mundo que hasta algunos se lo creen, personas que no se quieren pudiendo hacerlo cuando es totalmente gratis y un sinfín de historias más, siempre encontramos la que más nos sorprende, la que se lleva el primer premio a la más protagonista, como el caso de "la pareja que discute en voz alta dentro del supermercado porque no se ponen de acuerdo en el color del papel higiénico" y obviamente esta discusión demuestra que esta pareja vive que te cagas, nunca mejor dicho.

Disimuladamente, hago el papel de estar buscando cualquier producto de limpieza para seguir escuchando la bendita discusión del papel higiénico y algunas frases fueron, "Llevamos seis rollos de este papel higiénico color ocre que pegan con los azulejos, ¿Qué importa el color cuando es para limpiarse el culo, mira este con doble papel y este que es más suave para el culo ..."? 

Confieso que estaba gozando en ese pequeño espacio de tiempo escuchando a la pareja feliz que no llegaron a un acuerdo en la elección del color del papel higiénico y al final terminaron diciéndole ella a él, coge el que a ti te dé la gana y cogió el paquete de seis rollos, pero el más barato. Cuando estaban bastante lejos, yo también cogí el mismo paquete de seis rollos de papel higiénico y este suceso que podría valer para una película de Pedro Almodóvar nos hace reflexionar en la verdadera actitud de la taza humana, pero sin llegar a una conclusión para no caer en una bajona.

Está clarísimo que la Vida es bonita cuando es verdad, que la vida es levantarse y verlas venir, que cada uno tiene su destino y la evolución no tiene frenos por más revolucionarios que aparezcan en el camino de los siglos y aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.