Buscar
lunes, 06 de febrero de 2023 15:07h.

Derrotar a la violencia machista, un compromiso democrático

Los datos de la violencia de género en España son inaceptables. Inasumibles. Vergonzantes. Solo en el último mes, en un diciembre absolutamente negro, 11 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas y al menos 49 durante todo el 2022. Año en el que, además, al menos 38 menores de edad quedaron huérfanos por el asesinato de sus madres en sucesos de violencia de género.

Números, sin embargo, que solo son la punta del iceberg de la que hoy es, sin lugar a dudas, la principal lacra social.

Por descontado nuestra absoluta condena y rechazo a cualquier comportamiento de esta índole. Es imposible no sentir rabia y dolor por tantas muertes y víctimas injustas. En Canarias son 101 las mujeres asesinadas desde 2003. Asumamos de una vez como un deber no mirar para otro lado. Extremando el cumplimiento de todas las medidas de prevención y protección, e implicando en esta tarea al conjunto de la sociedad.

Pero, también, contribuyendo a un mejor conocimiento de la violencia machista y las acciones y políticas públicas para prevenirlas. Potenciando la educación con perspectiva de género y mejorando la respuesta coordinada de las administraciones. No más gritos, golpes ni humillaciones. El machismo mata y necesitamos sentido de la responsabilidad por parte de todos y todas para pararlo.

Resulta muy preocupante conocer indicadores sociales que nos alertan del crecimiento del negacionismo de la violencia de género entre los y las jóvenes. O que muchas chicas que son objeto de esos comportamientos machistas no sean capaces de identificarse a sí mismas como víctimas. Necesitamos y debemos plantar acabar a esta realidad que tanto daño nos está haciendo y amenaza con normalizarse. Cualquiera en Canarias puede llamar al 112 para alertar de una situación de violencia de género. Pero, sobre todo, dejemos de contribuir a la difusión de discursos que niegan esta sinrazón.

Peroratas que, en la mayoría de los casos, proceden, precisamente, de aquellos que un día tras otros se esfuerzan en dividirnos, propagando desinformación y alimentando la agitación con un daño directo sobre nuestros valores de convivencia. No desviemos la mirada y pasemos a la acción. Ya basta de lamentar vidas que pudieron ser salvadas. Los derechos de las mujeres, y por supuesto su vida y libertad, son derechos humanos. Cualquiera que tenga sospecha de violencia sobre una mujer que denuncie o llame para que pueda llegar a la Fiscalía.

En el PSOE siempre lo hemos tenido claro y por eso esta lucha hace tiempo que la convertimos en un asunto de Estado, impulsado la Ley Integral contra la violencia de género, el Pacto de Estado contra la Violencia de Género o más recientemente mejorando la protección de los y las huérfanas víctimas de violencia de género.

Por su parte, en Canarias, el Gobierno de progreso presidido por Ángel Víctor torres ha triplicado en esta legislatura el volumen de ayudas que se conceden a mujeres víctimas de violencia de género en las islas, ha amplificado las acciones de sensibilización y ha promovido el avance y la mejora de los recursos públicos de asistencia a esas víctimas y sus hijos e hijas. Y todo ello con un propósito de máximos: hacer de Canarias una tierra más justa e igualitaria.

Porque acabar con la violencia de género nos compromete como partido, pero sobre todo como sociedad y como democracia.

No paremos hasta derrotarla. No paremos hasta erradicarla.

(*) Nira Fierro es secretaria de Organización del PSOE Canarias y presidenta del Grupo Parlamentario Socialista en la Cámara regional.