Buscar
03:58h. miércoles, 01 de diciembre de 2021

Por creer, que no quede

Es tal la cantidad de casos extraños, paranormales que tenemos en esta sociedad democrática como la nuestra, que no acabamos de encajar en nuestro entendimiento este rosario de aconteceres que entran todos ellos por los diferentes sectores sociales del país, todo para que el español entienda y que no se quede como actualmente estamos entre nosotros, ya que vemos que ningún ciudadano, ni asociaciones, ni grupos sociales ni políticas incluso los Partidos que algún día pretenden gobernar, les importa nada o así lo parece el latir a bajo pulso o moribundo que a veces se nota que late la nación, porque por no preocuparse no lo hacen ni para saber como acabará este empujón al abismo al que estamos asomados, y que nadie sabe quién o quiénes son los culpables de tamaña "heroicidad".

Estamos en un país en donde hay mucha comadreja, la envidia es el deporte nacional y encima hay grandes versados en bulos que a veces nos gustaría que fueran eso, solo bulos, pero en muchos momentos nos quedamos alelados pensando y comparando actos que más bien parecen que son verdad como el bulo que han soltado desde la Villa y Corte a todo el país, que podemos tener un "apagón" general. 

Pero a este trapo ha salido el Presidente Sánchez vociferando y diciendo a los cuatro vientos, que eso no es verdad, es una soberbia mentira del vulgo, y cuando la gente parecía que estaba más calmada de la tamaña acusación, vemos como entraba un grupo electrógeno gigante con un camión por la puerta de atrás del Banco de España en Madrid. Claro todo tiene su enganche, electrógeno= apagón= no hay suministro eléctrico al ciudadano, así que ya me dirán en qué acto nos quedamos, con el bulo o con lo demás que lo damos por hecho.

De momento tenemos suministro eléctrico, sin embargo a qué precio, estamos en pleno baile del coste de la luz soportando el toma y daca de las Compañías intocables de este suministro eléctrico hacia el probo sufrido y atragantado ciudadano que tiene que hacer cábalas para poder pagar el abultado recibo, o so pena de alumbrarse con candiles. De esta manera que para qué sirve que se diga hoy estará a tanto , mañana bajará, pero al otro subirá, la lonja de la luz, vergonzoso, hasta donde se ha llegado.

Una enorme burla a la colectividad, a cargo de ¿quién, de quiénes?, porque aquí nadie sabe un carajo, se presume de que tenemos muchos Sénecas, y si faltaban nos han llegado muchos "licenciados" que nos ganan a todos por goleada al ver como la cúpula llamada también "la que nos representa y vela por los intereses de los españoles"solo pretenden apaciguar a la parroquia dando mítines apostando de que somos una gran potencia en la forma de vivir que tenemos, envidia cochina que nos tienen los vecinos de que vivamos así.

Ahora como aprovechados y estar a la que cae somos únicos. Se están acabando, las pilas, el butano camping, los antiguos hornillos a petróleo, las velas (con mosqueo de las iglesias), candiles, y módulos solares, pues después de ver todo esto si seguimos pensando que es todo un bulo el "apagón", paso a creer en los "Reyes Magos".