Buscar
miércoles, 01 de febrero de 2023 00:00h.

Demasiados políticos visionarios

La situación política en España está desbordándose, empieza a oler a quemado, aquí todos los que pueden o tienen un atril, una tribuna para hablar, sueltan su perorata ridícula, y los demás ciudadanos se quedan con cara de póquer y a esperar el milagro que cualquier mamarracho político bocazas, que se siente el padre de la Patria nos quiera vender sus fantasías pagadas por el contribuyente.

Pues resulta que el Notario Sr. Burniol, avisa a la parroquia "que se hará un Referéndum en Cataluña, si Sánchez repite otra legislatura". Pero para que no decaiga la cara de asombro que tiene el ciudadano con la continuidad, el saber todas las cuitas absurdas y demenciales que se nos pueden hacer estos "salva patria" del momento, como que puede haber un choque espectacular con resultado de siniestro total si los destinos políticos y de poder entre Sánchez y Ayuso se llegan a cruzar.

Hay que dar la culpa a quien en consideración la tenga, y no a la "cajera Ministra" con el tema ya manido de la libertad sexual, ya que ese fiasco se lo tiene que repartir entre el Presidente y sus aprendices Ministros.

La nueva izquierda social le ha hecho perder pie a la sociedad española, porque cada día nos cuesta más entender o colocar las ideas que tiene la ciudadanía, porque vemos que nos gustan cosas esenciales, sin que nadie te dé la razón del porqué se ha hecho las cosas, como estos ataques que se están haciendo a la democracia que tenemos sin que nadie de este Gobierno, ni la misma calle, o en medios haya tenido repercusión estos ataques a nuestro estado democrático. Lo malo es que se vislumbra un futuro inmediato, la idea que se tiene los jóvenes que están en talleres, Universidades o en todo el núcleo juvenil, opina que está mermando en España la democracia al ver que no hay separación de poderes y con mucho pesar se observa que la Constitución, todos no la acatan, porque no hay control del poder, y todo esto suma para que pensemos en que estado democrático es el que tenemos.

Con estas tropelías ya empieza a que se atragante la "parroquia", con tanta amenaza estúpida y cateta a cargo de cuatro mamarrachos metidos a política y que se piensan que son los que llevan el País al éxito, ¿A quién quieren asustar cuando dicen, si sigue Sánchez España se rompe?, y vemos con más tristeza e impotencia como la delincuencia campea por derecho y demasiados violadores están en la calle, después de haberles dejado sueltos. Acabaremos opinando lo que los Hermanos Max decían "Más madera que es la guerra".