Buscar
02:57h. jueves, 05 de agosto de 2021

¿Entró “Don Limpio” en la Moncloa?

Puestos a decir, que quieren que les diga, que esta limpieza del Gobierno Frankenstein, ha sido una lavada de cara absoluta, dando Sánchez un timonazo que ha dejado sin habla a la parroquia votante, la que le votó y la que no lo hizo, con el sentido de que ha habido unos días de ofuscación plena, y con tristes designios que se pensaron en ese cambio de Gobierno que hace ya fechas que se daba por hecho, después del Show de los indultos de los delincuentes del "Procés" amantes del independentismo y de los soñados referéndums catalanes.

A todo esto con una rapidez pasmosa el "mago" Sánchez en unos días se los sacó de encima como pulgas, diciendo antes que nada y sobre todo está la Constitución, así que con pocas palabras la Generalitat y el independentismo se han quedado "crucificados" ante el criterio de Sánchez. Después de esta "purga", que una gran mayoría de los ciudadanos y gente del mismo Partido Socialista, opina que algo de esto no ha gustado, y que se piensan que ha perdido una buena ocasión el Presidente para haberse sacado estas "llagas" del Gobierno que son esos 5 Ministros comunistas de Podemos, que todavía Sánchez mantiene con sus carteras.

Estos señores están OUT de la política, con estos comunistas no se ve un horizonte limpio y democrático para esa recuperación económica que se pretende hacer con estos nuevos Ministros, que aportan nuevas sapiencias, nueva juventud, entrando limpios a este Gobierno.

Los que han salido han dejado un mal sabor de boca al ciudadano por la política cicatera que han hecho, dejando más oscurantismos que luces, y de esta forma el Presidente sabía que había que hacerlo rápido, porque se presagiaba por muchos frentes de amplio espectro político español que opinaba que había que hacerse unas elecciones anticipadas, así con este "batazo" de Sánchez, que se presume que acabara la legislatura  que empezó como Presidente.

Ahora es cuando se sabrá de los "ayatolas" del sistema en que confiaba el Presidente. Ese resentimiento con Sánchez que Ábalos siempre tuvo con él, al decir que siempre se sintió vendido por el Presidente. Al bailongo de Iceta le han dado en esta lotería la pedrea al ponerlo de Cultura y quitarle el cargo que tenía de Política Territorial, ( pifioso).

Y el todopoderoso Pachá, Ivan Redondo, "la voz de su amo" el Fouché del Gobierno, le han dado la patada con las máximas contradicciones que ha generado este "salva cargos", y que hoy está en la "rúe" por eso, por ser tan necesario.

Profunda remodelación, no al gusto de la baronía socialista, ya que no fue nadie de los "pachas" al acto de cambios de carteras. Algo hemos ganado todos, una limpieza política, ya que hay elementos como Ábalos y Redondo que piensan dejar hasta susl escaños en el Congreso.