');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 13:55h.

¡Las pleitesías ante el voto del prófugo Puigdemont!

Entramos de lleno en esos dichos profundos que siempre hemos oído, como ese que dice "cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar" (proverbio árabe). Esto viene a la palestra, porque a muchos esto que estamos viendo en la consecución de favores por un voto les parece una "machada política" y casi aceptan cuando un miserable tipo como Puigdemont, o alguno de su apestada cuerda habla de España con burla y sorna de lo español.

Así que resulta que a los propios españoles parece que estas afrentas nos resbalan, incluso hacemos chistes de lo que dicen esas "bestias pardas". Pero la cosa es más seria de lo que todos podemos pensar de cómo nos ven internacionalmente, y hasta nos han reservado una Editorial en el Washington Post, diciendo que no acaban de entender como esta melé de Partidos y partidillos nacionalistas de España tienen la desorbitada idea de pretender la Gobernación de este País, y da la opinión de ese sátrapa delincuente de Puigdemont que esté pidiendo estar en la Moncloa, esto no cabe en ningún grado en nuestra Constitución Española.

La preocupación que tiene esa sociedad que lee el Washington Post es lógica, porque ve que todo ese juego que aceptamos aquí huele a macabro, llegando a sospechar que se le está haciendo el mejor juego Rusia y encima aceptando todas esas golferías del prófugo Puigdemont.

Europa no es que se ha quedado muda, es simplemente que vienen de vacaciones, hay que darle unas semanas para ver las opiniones que tienen de este ridículo que España está haciendo al no poner una verdadera queja en mayúscula de todas están coherencias que se han tenido con el delincuente Puigdemont y el resultado que nos va a dejar semejante elemento.

Aquí parece que el denominador común es dejar sueltos a violadores, corruptos sexuales, estafadores, pederastas, a mal nacidos que se 'miccionan" en nuestra Constitución y símbolos del Estado Español, insultando a la más mínima, a nuestras Fuerzas del Orden.
Y ya ven, viene un exaltado medio lelo y por un "pico" que le dio a una jugadora, lo ponen en la vía del linchamiento a Rubiales, esto es en verdad lo que nos duele.

Ahora el espectáculo que hemos dado en estos días en Europa ha sido de risa desternillante. Ver a un delincuente fugado de la Justicia Española, de puro cancaneo, de cuitas con nuestra Ministra comunista (ideal fulminado por el Parlamento Europeo), ¿fue en plan oficial, preguntó?

¡¡Bautista, trae mis sales, que me me meto dodo!!