Buscar
20:12h. viernes, 23 de julio de 2021

Profesionales que se saltan el código deontológico de la prensa

Hasta que no esté cada uno en su sitio y sepa a dónde dirigirse y cuál es su función en esta sociedad en la que vivimos, seguiremos estando en esa nube de desatinos en la cual nos encontramos cultivando la mentira, encontrando a solaperos, aplauso metros, disléxicos e inútiles personajes y colectivos. Esto da entrada y que se vea a gente que lo único que hace es cobrar su apestada nómina por no hacer nada hacia el contribuyente y menos a la sociedad en general, solo les mueve el ser gente servil, esclava y rastrera limpiando la baba que deja el caracol que le protege. 

odos estos epítetos "amorosos" que escribimos es por la razón de que es de puro sonrojo como en el tiempo que estamos, que después de 40 años de democracia haya elementos que se denominan periodistas o informadores de medios que no llegan a ser "cuartos" a denominar y ensalzar a elementos perniciosos de la política, que tienen que callar hasta cuando roncan, a gente implicada en algunos y feos escándalos, y estos miserables que van de "informadores" por un sueldo de puro vómito, y les glorifican y encubren a estos Sátrapas, tratando de que pasen ante esta sociedad como benefactores, cuando son unos bandidos antidemocráticos y corruptos hasta la médula, vengativos que todavía van por las Administraciones públicas gritando ¿Usted no sabe quién soy yo?.

Siempre se ha sabido (y por desgracia aquí en España se ha sufrido) que la prensa siempre ha tenido una mordaza y no se podía decir ninguna verdad y menos política, todo eran amenazas, y que parara en solo eso, si no eras del Régimen o de movimiento grandioso tu profesionalidad está acabada, por eso los medios de difusión prensa radio y TV eran tan proclives al Dictador, ¿quién se quería jugar su existencia?. Todo eso creó en muchas escuelas de la adulación, la mentira política y de saber poner el manto por encima de cualquier noticia que fuera en contra del Régimen.

Pero venga, por favor, ya está bien, que ya hemos pasado el túnel hace tiempo, vamos a cielo descubierto, vivimos en un Estado de Derecho, ya no van a ir a la redacción o a tu casa la policía política a darte el gran susto por lo que has dicho o escrito, tienes que seguir ese documento Deontológico que marca los "Fundamentos del Periodista" que dice "Proteger y avalar la actuación individual del periodista frente a las presiones. Se jura el compromiso ético sobre la verdad, no falsificando ni omitir informaciones esenciales, no publicar ni omitir información falsa, engañosa o deformada".

Pues sí después de todo esto se sigue como vemos por algunos miserables de prensa y radio que siguen dándole betún a quienes deberían estar fuera del sistema. Todo esto nos perjudica a todos y nos ha llevado a que nadie o casi nadie crea en los políticos y menos en la política que hacen, porque muchos de estos "landrus" han untado con migajas a cuatro lelos que le ha seguido y le siguen la mentira y han publicado y publican lo que el político les dice a estos "aventajados", que por lo que vemos siempre es el mismo grupo de "Sénecas" interesados en mantener su prurito en los medios del "pesebre", esto solo hace que complicar y engañar a la sociedad dando una veracidad a la noticia que no tiene.