Buscar
10:12h. viernes, 24 de septiembre de 2021

¡¡Tienen más cuento que Callejas!!

El confusionismo en España está al día, no hay Estamento Oficial que no tenga su proyecto preparado y pensando que es espectacular para que el país lidere ¿el que?, eso es lo que nadie sabe. Según nuestro "amado" Presidente en un discurso hecho por esas tierras de USA, España tiene que ser el Hollywood de Europa, es un farol cañí, o es qué se cambió la medicación. Cuando todos sabemos de esos continuos ataques del Gobierno con sus tres frentes abiertos que tiene contra las más altas Instancias como el Tribunal Supremo, el Tribunal de Cuentas y el Tribunal Constitucional.

Pero el temor a gran escala que se tiene es que se pueda llegar a un enfrentamiento por los indultos dados por el Gobierno enfrentados con el Tribunal Supremo, andamos entre brasas en donde la "quema" puede ser generalizada.

Pero siguen estos nuevos como hacían los viejos Ministros, mirando hacia los lados, nada les preocupaba, ni esa diplomacia que desde tiempos remotos ha sido de las más preparadas y con un sólido oficio, pero ahora con los Juegos Olímpicos en Tokio, han fallado estrepitosamente mundial dejando a este país a los pies de los caballos, por haber sido incapaces de mandar a la inauguración de estos Juegos en Tokio a ninguna representación oficial de España, ni el Presidente del Gobierno, que estaba de turismo en USA. Pasaron todos del tema, pero es que ni la Casa Real Española se le vio en esta inauguración, todos haciendo amigos y engrandeciendo el País. 

Por esta regla de tres, que nadie se rompa las vestiduras si después de no importarle a nadie, ni sentirse cualquier atleta representado por España, piense que no vale la pena hacer ningún esfuerzo por la "medalla para España", parece que todo se ha caído y los Juegos para muchos ha quedado en un puro trámite de cada cuatro años.

Somos como le decían a Rajoy "unos maricomplejines", y culturalmente deberían de poner como faro del comportamiento literario al escritor "Callejas", gran maestro español del cuento, al que nuestros políticos le siguen mucho y sus cuentos son los libros más leídos por ellos.

La única verdad que se le observa a Sánchez es que ha querido proyectar su cuento en los Estados Unidos de que él es un"hombre de Estado", pero ya ven en nada se esfuerza el Presidente para que le vean los españoles de que es y vale para ser un Jefe de Gobierno.