Buscar
domingo, 26 de mayo de 2024 15:18h.

En torno al poder ¡revolotean los vampiros!

En uno de los relatos escritos por Homero en su Ilíada, dice de Ulises que se pasó mucha travesía navegando por una isla atado al palo central de su nave, para de esta forma no salir a buscar las "sirenas", que con su canto le invitaban a estar con ellas. Una leyenda que en los tiempos que vivimos la han adaptado muchos políticos que hemos tenido deleznables, que muchas veces se han hecho los alocados sin sentido, buscando el mejor beneficio propio y el gran placer y gozo de que le regalen el oído diciéndole lo grande que es su Ego.

Todo esto sin entrar en lo económico tan en boga en estos momentos porque es cuando se sabrá algunos pufos despistados que se han tenido y que han dejado otros. De esta forma, los nuevos regidores y personal de gobierno tendrán en cuenta el presente que les dejan y sin excusas rechazar todo "canto de sirenas" que con seguridad ya estarán buscando sitio en estos escasos días en que está todo nuevo en las funciones políticas del nuevo Gobierno, porque ya se sabe (por otras legislaturas) quienes son esa fauna de "cantores asirenados" que ya estén dorando la píldora y apropiándose de los tímpanos de nuestros gobernantes.

De esos cantos funestos y de consejos barriobajeros que hemos visto que han tenido los que se fueron por tener a demasiados altavoces pegados a sus sienes para decirles lo que tenían que hacer, a quien recibir, con quien hablar y de quienes se podrían nutrir, pues de esos pájaros se ha perjudicado toda la ciudadanía, de eso nos viene nuestro asco y decepción, asco a los sátrapas y decepción por aquellos que sinvergüenza engañaron a los que en su momento les votaron.

No quisiéramos ver de nuevo, señores gobernantes por los pasillos, escaleras, a esos corrillos de maldicientes que siguen visitando a los Alcaldes, Ediles, Presidentes, a todo el nuevo mando que quieren hacer nueva política (necesaria) tener nuevas personas impecables en su comportamiento y en su política, pues al acecho están esos parias, crápulas, vampiros que quieren succionar las nuevas mentes y los deseos de aquellos que pretenden ser ejemplares en sus puestos de responsabilidad. La solución está como escribe Bram Stoker en su "Drácula", busquen una estaca y acaben con el viscoso chupórtero vampiro.

Dejen a los políticos trabajar y que manden limpiamente, necesitamos políticos que den garantías, de que tengan decisiones propias consensuadas, de esta forma se desarrollara una política poderosa que lleve su mandato de su Alcaldía, Cabildo o Autonomía, a lo más alto, que es lo que pide el pueblo.