Buscar
11:16h. jueves, 20 de enero de 2022

VOTOS QUE NO HAN SERVIDO PARA NADA

Es del más puro entendimiento, que las cosas se deben de hacer como mínimo con un poco de cordura y tratando de aportar en este caso con el voto que depositamos en las urnas, debe de ser efectivo políticamente para unos o para otros, pero no por llenar una urna. Hay que darse cuenta que en las Elecciones, tanto Nacionales como comarcales, el que sujeta y aguanta todo el peso político son una mesa de cuatro Partidos, aunque parezca que no nos guste. Solo hay que ver los resultados de estas ultimas Elecciones Municipales y sospesar en donde ha estado el poder político y en que Partidos.

Para que presentar hasta nueve y diez Partidos en Ayuntamientos de este Archipiélago como se han presentado, ¿para qué? Hay que darse cuanta ya, llevamos cuarenta años de democracia y seguimos como en las primeras Elecciones presentándose tropecientos Partidos, así que ahora todavía hay algún "velillo" que se cree que fuera de los cuatro grandes bloques políticos actuales, PSOE, PP, CC y PODEMOS ( ya a la baja), los demás están en esa de puro postureo, o acaso alguien con dos dedos de cordura puede pensar en esos Partidos (sin querer nombrarlos), con la mayoría de Candidatos rebotados de otros partidos y otros solo con el afán de verse en los pasquines de publicidad, pueden llegar a embaucar a todo un pueblo para llegar a la Alcaldías, Presidencia de Cabildo o Presidente del Gobierno, ¡¡esto que es un chiste o es que predomina el cuento de Alicia en el País de las Maravillas!!.

Esos votos que se han perdido en el viraje de las cosas que no sirven, son contraproducente para la democracia. Vean cuantos Países demócratas de muchos años, cuantos Partidos presentan en sus Elecciones. Esos votos perdidos hubieran sido beneficiosos para los Partidos de siempre, y no tener que estar ahora tonteando en pedir un o dos que me faltan para poder gobernar mi municipio o mi Nación, que para este tema viene a ser lo mismo, y encima la alta abstención que hemos tenido aquí en Canarias.

Así que cuando alguien diga algo de cualquier político diciendo que es una vergüenza de elemento, habrá que pensar que una vergüenza es después de lo que se ha luchado, sufrido, con paros, impuestos, reestructuraciones industriales y sociales, tratar de que la población defendiera el logro que tuvimos y lo que costo tenerlo, todavía hoy lo que nos cuesta mantenerlo, haya núcleos de antidemócratas que digan que esto no va con ellos y por eso no votan, ya que la política es todo una farsa, pues la verdad es que el pensar así es un vergüenza que afecta a la colectividad que quiere y trabaja para restaurar una perfecta convivencia política y social.

Salvador Barnes