Buscar
01:50h. jueves, 05 de agosto de 2021

¿Hasta cuándo este freno a la hostelería?

No es esto ningún pataleo, y que no saben lo que quieren (como hemos oído decir a unos memos políticos), el nivel 3 que tenemos en esta pandemia, ha dejado casi KO a la hostelería en Tenerife. Ha dejado en un estado calamitoso a los de siempre, a los más perjudicados, Autónomos y Pymes, el malestar está generalizado. Con esta vez de poner a Tenerife en el Nivel 3, van tres veces ya, pero esta ha sido la más grave de todas, y esto traerá a que tal vez no aguanten más y cierren algunos negocios a perpetuidad.

De este problema se han hecho y se siguen haciendo análisis para determinar la culpabilidad de este problema y en donde puede radicar, y se ha demostrado que la hostelería nos es el origen del problema, han cogido al sector hostelero como chivo expiatorio.

Pero lo curioso es que viendo el mapa de contagios, vemos que la mayoría de los pueblos tienen el mínimo de contagios, con una total incidencia, y sin embargo es la hostelería la que está cargando con todo estos cierres que la Administración ha impuesto, y que a todas luces se presume que son una arbitrariedad.

Sabrán los Alcaldes de estos despropósitos. Pero puestos a preocuparnos (pues esto se sale del tiesto) vemos los pocos controles que se hacen en la Isla, rozan el cero. Los aforos de gente en las playas del Sur están a reventar caldera, (donde esta la distancia), los controles en los Aeropuertos de puro trámite, vacunas a los muchos que quedan por vacunarse, ya les llamaran, los botellones en el Médano, no hay autoridad o que, se saltan las normas, no hay respeto si es así, porque no pone coto a que este vandalismo siga arruinando más a la hostelería y está hundiendo a toda esta zona Sur, hay que controlar las aglomeraciones y reuniones masivas de fiestas, porque empieza a ver unanimidad para cerrar establecimientos de hostelería y ocio (los que quedan).

Tenemos que saber que nos va en esto nuestra forma de vida, no se puede estar ya más tiempo sin trabajar, sin facturar sin tener turismo, habrá que tomar de nuevo medidas contundentes. El cierre de restaurantes, bares y discotecas es un golpe casi mortal que la Administración ha dado, ¿dónde está el final del túnel?.

El agotamiento campea en el mundo financiero respecto a la Isla de Tenerife y de manera psicológica. No se han dignado en pararse a estudiar este varapalo que han dado, y que llevará sin duda si sigue esto mucho tiempo en vigor, al cerrojazo, a la destrucción de empresas y eliminar el empleo de la hostelería, aparte de lo más primordial que nos hace falta, ¡¡el turismo!!