Buscar
08:05h. sábado, 23 de octubre de 2021

Después de la pandemia entramos en la cuesta del año

La sociedad se está decantando y entrando en un deslizante de mucha gravedad. Tenemos que replegarnos a nuestro sentido del orden, el cumplir con las normativas, el no ser diferente solo por ser de lo que "mandan". Estamos en pleno bucle de acontecimientos sociales, laborales y económicos, que por lo menos de lo que estamos pasando todos, desde el último jornalero al empresario más fuerte, en el siglo pasado se originaron las 2 Guerras Mundiales. Esto que le sigue a esta pandemia profunda, es de las que no se van con una vacuna y con una cuarentena. Esta pandemia es la del desespero, la de no tener que comer, la del desahucio, la de la pobreza que asoma en la indigencia, en el paro más tremendo difícil (lo dejamos así) por no decir que cuando Sánchez fiaba y decía que la recuperación de España para el 2030 no era un chiste, gente de alto nivel financiero y económico mundial se lo habrán soplado, porque esto no ha salido de él, no llega a tanto.

Pero luchamos contra el fantasma más poderoso y roñoso del amplio espectro de esa podredumbre humana y que nos ha cogido a los españoles de a pie, de que paga sus recibos antes que comer, sus alquileres, e impuestos, mejor dicho sería decir por (cojones puestos), ahora se nos ha dado otra penitencia la del recibo de la luz.

Haciendo una encuesta por la empresa privada se ha llegado a saber que un 60% no puede pagar el recibo ¿ qué pasa?, sencillo le cortan la luz y a otra cosa mariposa. Tenemos fuera de control el IPC con un 4%, esto si es más que agobiante. Estamos a merced de unos acuerdos (por decir algo) porque ya está decidido por desgracia y son los acuerdos de pesca entre Marruecos y la Unión Europea

Aquí todos ponemos velas para que se calme esta pandemia que va en retroceso, pero ya están recuperando lo que se tenía en servicios y trabajos, pero en sí vemos que lo que debería de dar ejemplo es un vodevil barato. Las Administraciones están abiertas a una minoría, la atención médica por teléfono es un desastre, no coge nadie los teléfonos, denuncias que se pasan de un estamento a otro, el INEM cerrado y el SEPE también, las áreas de algunos ayuntamientos cerradas. Pongan coto a estos, o acaso no cobran estos señores al mes, ¿qué pasa aquí, no hay quien ponga orden?

Pues para alegrarnos algo más la vida después de tanto desastre Unidos Podemos quieren despenalizar para este mes de octubre la ley en el uso del Cannabis. ¡¡NO VA PLUS!!