Buscar
sábado, 22 de junio de 2024 20:07h.
entramos
Opinión

Después de la pandemia entramos en la cuesta del año

La sociedad se está decantando y entrando en un deslizante de mucha gravedad. Tenemos que replegarnos a nuestro sentido del orden, el cumplir con las normativas, el no ser diferente solo por ser de lo que "mandan". Estamos en pleno bucle de acontecimientos sociales, laborales y económicos, que por lo menos de lo que estamos pasando todos, desde el último jornalero al empresario más fuerte, en el siglo pasado se originaron las 2 Guerras Mundiales. Esto que le sigue a esta pandemia profunda, es de las que no se van con una vacuna y con una cuarentena. Esta pandemia es la del desespero, la de no tener que comer, la del desahucio, la de la pobreza que asoma en la indigencia, en el paro más tremendo difícil (lo dejamos así) por no decir que cuando Sánchez fiaba y decía que la recuperación de España para el 2030 no era un chiste, gente de alto nivel financiero y económico mundial se lo habrán soplado, porque esto no ha salido de él, no llega a tanto.

Opinión

Entramos en un Verano "extraño"

Esto no tiene trazas ni de lejos de arreglarse y menos de solucionarse. El empecinamiento catalán no es una broma y va cada día en aumento. Nos están ganado la partida y esto habrá que asimilarlo porque nadie en su momento tuvo la grandeza de extirpar ese tumor, y ahora es una metástasis la que tiene España con esas políticas que están dejando un reguero de descontentos y de nuevos secesionistas que ya no ven por desgracia en donde están, ni que Autonomía tienen, no, el tufillo independentista ha salido como del frasco del genio y se va esparciendo. Aparte de Cataluña que ha sido la primera que ha puesto su locura en la palestra del Gobierno español, se vislumbran conatos de elementos que están a la espera de que el Gobierno de Sanchez tenga alguna prebenda con el impresentable Presidente de la Generalitat, (el perro faldero de Puigdemont), para que los escondidos y entregados amigos de ETA entren con los independentistas vascos y hagan su propio y esperado Agosto.