Buscar
martes, 04 de octubre de 2022 03:00h.

La otra guerra del 2025

Es posible que sea esta la causa y es por esa desgraciada guerra de Ucrania, se están gastando ríos de tinta y el que tiene más visión del futuro, de cómo se desarrollará la política internacional, escribirá libros, como hoy dice el periódico Financial Times, que ha publicado a plena página el nombre de un libro que según apuesta la editorial será un éxito mundial en ventas. Hemos visto y leído lo último que ha sucedido en Ucrania, se han descubierto unas fosas comunes en donde han encontrado centenares de tumbas de víctimas de esta guerra de la barbarie rusa.

En esto creo que Putin no ha sido una excepción a lo que ya Julio Cesar escribió en "Las Guerras de las Galias", diciendo que "en la guerra, causas triviales producen resultados trascendentes", Putin no ha sido una excepción porque no hay nada de trivial en sus crímenes. Pues teniendo casi de base estos conflictos armados, dos académicos norteamericanos del Américan Entreprise, han escrito una novela llamada "Danger Zone" que todavía no está traducida, pero en breve estará en el mercado en diferentes idiomas.
Un verdadero Apocalipsis es lo que vaticinan estos académicos.

Como fondo empieza la novela con esta frase desafiante "Es el 18 de enero del 2025 y una guerra está a punto de empezar". Detalles todos imaginarios, pero muy realistas de cómo está actualmente el Mundo y estamos asomados a un balcón más que peligroso. Este relato empieza en las Elecciones del 2024 entre republicanos y demócratas en los Estados Unidos, que ya acaban enfrentándose en la calle. Es el momento que aprovecha China para ocupar Taiwán.

En Washington se cree que esto es solo un farol de China, pero los misiles chinos impactan en edificios gubernamentales, aeropuertos y zonas militares. Sin ninguna duda debemos de pensar que esto es una visión fantástica que han tenido estos dos autores basándose en lo que está pasando en este momento en el mundo, con estas provocaciones que están rozando todas una no deseada guerra nuclear, que es la única que puede empezar para acabar con todo.

Es solo una novela que nos hace poner en posición de firmes porque ya se está perdiendo la confianza colectiva en todo y hay un notado nerviosismo a la misma supervivencia, así que lo que algún orate pudiera hacer, estamos en la obligación de frenar a este loco y no esperar a que lo haga. Pero al mismo tiempo todo esto está alimentando la alarma, porque estamos viviendo ya un estrangulamiento de la economía, de servicios colectivos a la sociedad, está ya costando vivir y se piensa que el sobrevivir será una lotería, y esto hace pensar que en cualquier momento esto tendrá que acabar de la forma que debe de ser todo pactado y entendido por las partes.

Nietzsche ya lo dijo "que las grandes guerras son el resultado de estudios históricos". En estos momentos dependemos de la prepotencia y capricho de alguien que se ha escapado del "sofá del psiquiatra" y que tiene al mundo en una incipiente angustia al no saber qué resultado podrá tener todo este embrollo que se está viviendo.