Buscar
martes, 28 de mayo de 2024 00:29h.

Sánchez y su inagotable manual de resistencia

Pedro Sánchez lo ha vuelto a hacer. Ha sorprendido hasta a los más allegados. Cuando pocos daban un duro por su continuidad al frente del Gobierno español, y más cuando comenzó la mañana del lunes 29 (San Pedro Mártir) visitando al Rey, el líder del PSOE comunicó a la nación que sigue, que no dimite, como había dejado caer tras una carta mezcla de hartazgo político y amor por su mujer.

Nombrar a la bicha: moratoria

Que Canarias tiene un limite, nadie lo discute. Que Tenerife y Gran Canaria están colapsadas, tampoco. Que no hay vivienda para tanta gente ni carretera para tanto coche, tampoco. Puestos así, nadie puede estar en desacuerdo con la manifestación del 20A en todas las islas canarias e incluso de canarios en otros lugares de Europa.

Otra cosa bien distinta es que esa manifestación se haya convertido, por algunos, en un ataque al turismo y al turista, a lo que representa nuestro principal sector económico y la única industria de Canarias. Lamentablemente hemos abandonado la industria – tabaco y conserveras – y nuestro campo – tomateras convertidas en cemento- para poner todos los huevos en una única cesta, el turismo. 

Cuando el turismo no sirve para mejorar la vida de nuestra gente

Es un problema gravísimo, porque si el turismo no sirve para mejorar la vida de nuestra gente, entonces ¿para qué que lo queremos?”. Son palabras de José Miguel Rodríguez Fraga, el alcalde de Adeje en los últimos treinta y siete años, el primero que se ha atrevido a declarar su municipio “zona tensionada”, como también lo ha hecho Granadilla de Abona, ante el aumento considerable del precio del alquiler de vivienda residencial y los problemas que esto acarrea para conseguir trabajadores para la planta hotelera más lujosa de Canarias.

“Una media paliativa que no va a resolver el problema de la falta de vivienda, pero que permitirá un control de los precios de alquiler e incentivar que los propietarios pongan las viviendas en el mercado porque hay ventajas fiscales”, reconoce Fraga, que además apunta a medidas para liberar suelo para promociones públicas y privadas, con precios asequibles a la clase trabajadora, en contra de lo que opina el Gobierno de Canarias, que ve más factible para sacar viviendas al mercado la combinación del decreto ley de medidas urgentes y la futura ley de viviendas vacacionales que la declaración de zonas tensionadas.